mié. Jun 12th, 2024

Desmoldante para Formaleta

El desmoldante para formaleta es un producto líquido que se aplica en la cara de contacto para evitar que el concreto se adhiera y genere daños permanentes en el equipo. En el mercado se encuentran varios tipos de desmoldantes y es recomendable ver sus características puntuales antes de adquirirlo. El desmoldante tiene dos periodos de acción muy importantes, el primero se considera desde su aplicación sobre la formaleta hasta el momento de la fundida del concreto y, el segundo, a partir de la fundida hasta el desencofre.

Desmoldante base de Aceite

Es un agente químico que permite desencofrar sin generar manchas ni daños en el concreto, dejando una apariencia limpia. Viene en presentación de caneca de 55 galones, correspondiente a 170kg. Solicite aquí la cotización del desmoldante.

En qué tipos de formaletas se puede usar el desmoldante a base de aceite

El desencofrante a base de agua se puede utilizar en formaletas metálicas, de madera, encofrados de fibra de vidrio, cartón y aluminio. Igualmente, se utiliza en plantas de elementos prefabricados, pretensados y donde se realizan tuberías. Finalmente se pueden aplicar sobre casetones que deban ser recuperados después de la fundida.

Ventajas y desventajas del desmoldante base de Aceite

El producto a base de aceite suele tener un óptimo desempeño. Los tiempos desde la aplicación hasta la fundida pueden ser mayores, aun así se recomienda que no superen las 24 horas. Por otro lado, una vez se funde el concreto se puede desencofrar hasta en dos días sin presentar afectaciones importantes en la formaleta. Es un producto que no se lava ni se evapora, facilitando la tarea de los contratistas y constructores. Por último, muchos de los fabricantes de este producto ya han desarrollado soluciones para evitar problemas de adherencia en los acabados.

Desmoldante a base de agua

Es un producto de aspecto viscoso, de color blanco o traslúcido. La presentación más frecuente es caneca de 55 galones, correspondiente a 170kg, aunque recientemente algunos fabricantes han generado empaques más pequeños.

En qué tipos de formaletas se puede usar el desmoldante a base de agua

El desencofrante a base de agua se puede utilizar en formaletas metálicas, de madera, encofrados de fibra de vidrio, cartón y aluminio (ver principales tipos de formaletas). Igualmente, se utiliza en plantas de elementos prefabricados, pretensados y donde se realizan tuberías. Finalmente se pueden aplicar sobre casetones que deban ser recuperados después de la fundida.

Ventajas y desventajas del desmoldante a base de agua

Este desmoldante genera una película antiadherente no grasa que permite el desencofre de la formaleta. Al no ser graso genera menos reprocesos en la instalación de acabados. Por otro lado, es importante seleccionar una marca confiable, que garantice un verdadero aislamiento, al ser un producto no graso también se puede lavarse cuando hay lluvias o evaporarse ante climas cálidos. Algunos fabricantes han desarrollado gamas de estos productos para que una vez aplicado dure más, en algunos casos hasta 48 horas para casos excepcionales. Se recomienda que una vez aplicado el desmoldante la fundida se realice en un período máximo de ocho horas.

¿Necesitas ayuda?